sábado, 14 de abril de 2012

APRENDÍ....
Que el silencio es un mágico instante,
de sabor agridulce, que tiene sueños y alas,
colores ...... ilusiones y palabras.
Que el día que el dolor llamó a mi puerta,
la encontró entreabierta y sin invitarla,
la abrió de par en par..... y entró.
Se quedó por un tiempo indefinido,
y lejos de herirme y dañarme .....
se sentó pacientemente,
y me enseñó una lección.
Aprendí el sentido de la vida,
comprendí el poder del amor.
Que nunca es tarde para comenzar,
que la esperanza no caduca,
y que una vida sin amor,
no merece ser vivida,
La soledad es mejor compañera,
que una mentira de AMOR.

Carmen Muñoz Fernández.
 

Sem comentários:

Publicar um comentário